Post

Visualizzazione dei post da Ottobre, 2021

Perche' "Tango"

 Pero la pregunta sigue pendiente: por qué necesito el #tango? EL ENIGMA DE LOS DOCE MINUTOS - Un hombre exitoso en la cuarenta pasa solo las noches en la milonga, bailando con varias mujeres a las que no se acercará más. - Una mujer de mediana edad planea sus vuelos con un año de anticipación para eventos de tango; la familia y los negocios no son un obstáculo, solo tiene un problema: cómo estar en todas partes. - Personas de diferentes países, de toda edad y sexo, celebran Año Nuevo fuera de casa en la pista de baile del tango porteño. - Una joven y hermosa chica gasta cientos de horas, kilómetros y euros para aprender a bailar abrazada a su pareja. Cursa clases particulares y seminarios sobre seminarios con maestros de tango, hace Yoga, Pilates y mucho más, solo para mejorar un poco su danza. Se aflige por las decepciones sobre sus imperfecciones, por los desechos que recibe en el salón de baile y por los desequilibrios de género siempre presentes en las milongas. Compra zapatos que

Grandi Autori

  Homero Manzi, el poeta de tangos inolvidables Homero Nicolás Manzione había nacido el 1º de noviembre de 1907 en la localidad santiagueña de Añatuya. Creció en la cuna del folklore y nunca olvidaría su terruño. Era el quinto entre ocho hermanos, hijo de un modesto empresario rural, Manzi se mudó con su madre a Buenos Aires cuando tenía nueve años. Creció en Pompeya, con el tango como banda sonora y el barrio como escenario. Desde muy joven, comenzó a escribir poemas y escenas teatrales y, muy pronto, sus primeros tangos, mientras se iba acercando al mundo de la política afiliándose al radicalismo y militando en el yrigoyenismo. El golpe cívico militar del 6 de septiembre de 1930 lo encontró como profesor de literatura de colegios nacionales y defendiendo la causa de su caudillo, don Hipólito. Los golpistas no querían saber nada con poetas revoltosos y, como tantos compatriotas, terminó en la cárcel. Cuando recuperó la libertad, Manzi volvió al barrio y desató entonces su pasión po